Altoescandalo Altoescandalo

Último momento

EL TRÁGICO TESTIMONIO DE LA ESPOSA DE ROBIN WILLIAMS ANTES DE SU SUICIDIO

Mundo 24/08/2022 Maxi Clark Maxi Clark
descarga

La esposa de Robin Williams, Susan Schneider, comentó que luego de celebrar su segundo aniversarios de bodas, el actor comenzó a quejarse por un dolor estomacal que no lo dejaba en paz. Tras algunas semanas, continuó un temblor en su mano izquierda que pensó que era una vieja lesión que había tenido en el hombro. Estos síntomas no eran constantes por semanas, sino que aparecían y luego mermaban.

Lo que siguió fueron calambres estomacales, problemas digestivos y acidez que cada vez complicó más no solo la salud del actor, sino también su estado de ánimo. Todo fue empeorando cuando llegaron los problemas de vista, la perdida del olfato y problemas para dormir luego de haberse realizado cientos de estudios y que los médicos no puedan encontrar el diagnóstico.

Por su parte, Susan contó que “fue como un desfile interminable de síntomas, y no todos se hacían presentes a la vez. ‘¿Qué síntoma le toca este mes?’ Llegué a preguntarme si mi marido era hipocondríaco. Acudimos a todo tipo de especialistas, pero no había respuestas. Lo intentamos todo”.

En consecuencia, los médicos le diagnosticaron por error mal de Parkinson, pero luego de su muerto y las autopsias que le realizaron al cuerpo se descubrió que en realidad Robin había padecido demencia de cuerpos de Lewy. Una enfermedad neurodegenerativa que es señalada como la tercera causa de demencia después del mal de Alzheimer y la demencia vascular.

La pareja del actor explicó que “durante el último año de su vida, Robin se enfrentó a ansiedad, paranoia, insomnio, aterradoras realidades alteradas y una montaña rusa de esperanza y desesperación” y agregó que “no fue hasta después de la muerte de Robin, en la autopsia, que se reveló la fuente de su terror: tenía la enfermedad de cuerpos de Lewy difusos. Fue uno de los peores casos que habían visto los profesionales médicos”.

En el documental “El deseo de Robin”, Susan cuenta en un terrible testimonio el momento en que encontró a su marido en la habitación sin vida. “Meditábamos juntos cada mañana. Cuando me levanté y vi que la puerta de su habitación seguía cerrada, pensé, ‘Dios mío, ¡está durmiendo! Es muy buena señal”, comenzó a explicar la esposa del actor.

“Llegó su asistente porque tenían trabajo que hacer y ya era la hora de marcharme, así que le dije: ‘Mándame un mensaje cuando se despierte’. Al rato recibí uno que decía: ‘Todavía no se ha levantado, ¿qué hago?’ Entonces supe que algo iba mal, muy mal. Le contesté ‘Despiértalo inmediatamente y llámame’. Entonces me llamó y...”, cerró entre lágrimas con el mismo dolor que hasta el día de hoy invade a sus fanáticos y amigos cada vez que recuerdan sus papeles, sus monólogos o su sonrisa.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email