Altoescandalo Altoescandalo

"Soy basquetbolista, no modelo"

Mundo 27 de septiembre de 2022 Maxi Clark Maxi Clark
2385826

El basquetbolista Eduardo Camavinga nació en un campo de refugiados de Angola en 2002, aunque ha pasado prácticamente toda su vida en Francia. Primero en Lille, y después en Fougères, en la Bretaña, donde hizo sus primeros jueguitos como futbolista —antes de eso, su deporte era el judo—. De español, por tanto, tiene lo justo, apenas la residencia actual y el idioma, que maneja con bastante soltura.

En Bretaña jugó al fútbol durante cinco años en el Drapeau-Fougères, antes de fichar por el Stade Rennes, con el que debutó en la Ligue 1 de Francia el 6 de abril de 2019.

“Me gusta vestirme bien”, asegura la estrella, “y me encanta la moda, simplemente me gustan la ropa y las zapatillas. Cuelgo muchas fotos en mi Instagram”. “A mi madre lo que más le gusta es que me ponga trajes”, sigue Camavinga, “así que cuando nos llegó la proposición de Balenciaga para desfilar, a mi madre le entusiasmó. Me dijo que lo tenía que hacer sí o sí. Así que lo hice y me gustó mucho. Le he dicho a la gente de Balenciaga si es posible repetir”, concluye, sin sombra de ironía en su voz.

Con lo de Balenciaga, Eduardo se refiere al desfile de alta costura de la firma francesa en la Semana de la Moda de París donde, el pasado mes de julio, compartió focos con celebridades de la talla de Kim Kardashian, Dua Lipa y Nicole Kidman. La suya fue la primera aparición de un futbolista sobre la pasarela en toda la historia de Balenciaga. “Fue una bonita experiencia, no todo el mundo tiene la oportunidad de hacer algo así. Si es posible hacerlo otra vez, lo haré otra vez, pero soy futbolista, no modelo”.

Eduardo Camavinga es un futbolista, un centrocampista habilidoso, rápido y potente en el que los aficionados del Real Madrid tienen puestas muchas esperanzas de cara a dar el relevo a los Modric y Kroos. “He aprendido mucho de ellos” dice Cama. “Lo primero, la posición en que ellos juegan en el campo y las características de esa posición, pero también todo lo que hacen fuera del campo, como practicar deporte después del entrenamiento, descansar… Son cosas que me aplico porque son buenas para mí”.

Finalizando, dijo: “Soy una persona que disfruta mucho de la vida, y no me importa lo que digan los demás, sólo las palabras de mi familia y de mis compañeros”, me dice. “Soy el mismo hombre que hace tres años”, continúa. “Soy un chico inteligente, no voy a perder la cabeza o se me va a calentar por el éxito. Siempre mantengo la cabeza fría”.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email